Aprender a usar una copa menstrual puede ser emocionante pero también abrumador. Por eso, recopilamos las preguntas más frecuentes sobre la copa menstrual para ayudar a responder algunas de las dudas más comunes, y no tan comunes, que escuchamos. Para Vera, !Todas las preguntas son igual de importantes y válidas! ¡Esperamos que encuentres útil este contenido!
Nuestra copa menstrual está diseñada para durar aproximadamente 10 años. Su duración dependerá de que siempre sigas nuestras instrucciones de cuidado e higiene para alargar su ciclo de vida.
El proceso para esterilizar tu copa menstrual es súper fácil! Siempre debes esterilizar tu copa el primer y último día de tu menstruación. Puedes hacerlo usando nuestro vasito esterilizador para microondas o nuestra ollita en el fogón. Para usar el vasito debes llenarlo de agua, meter la copa, poner la tapa dejando un espacio para que salga el vapor de agua, meterlo al microondas durante 3-4 minutos y ¡listo! Para esterilizar la copa en el fogón, pon a hervir agua en la ollita, cuando esté hirviendo mete la copa en la olla y déjala hervir junto con el agua durante 3-4 minutos manteniendo el fogón prendido. Después apaga el fogón y listo, ¡tu copa está lista para usar!
¡El proceso para esterilizar tu copa menstrual es súper fácil! Siempre debes esterilizar tu copa el primer y último día de tu menstruación. Debes hervir tu copa en agua limpia aproximadamente durante 3 minutos. También tienes la opción de esterilizarla con nuestro esterilizador para microondas donde metes tu copa en agua de 3-4 minutos o también lo puedes hacer en una ollita en el fogón.
Recuerda que es normal que tu copa menstrual huela a sangre, puesto que es con sangre con lo que tiene contacto. De igual forma, ten en cuenta que siempre debes esterilizarla el primer y último día de tu menstruación y también debes lavarla con agua limpia cada que te cambies. Procura tener puesta tu copa máximo por 12 horas, ya que luego de este tiempo la sangre empieza a descomponerse generando olores. Si aún persiste el mal olor, asegúrate que los orificios no tengan ningún residuo de sangre limpiándolos siempre muy bien.

1. Primero debes lavarte las manos muy bien antes de entrar al baño y tener contacto con tu copa menstrual y tu zona íntima.

2. Si no tienes un lavamanos cerca, puedes entrar una botella con agua limpia al baño y enjuagar la copa haciendo que el agua caiga directamente en el sanitario a medida que la lavas.

3. También puedes limpiar tu copa con un toallita húmeda o con papel higiénico. Asegúrate que no quede ningún residuo de papel en ella.

4.Puedes extraer tu copa con tus manos limpias y vaciarla y, cuidando que ésta no toque ninguna otra superficie, simplemente puedes volver a introducirla. Cuando llegues a casa deberás lavarla muy bien con agua limpia.

Claro que sí! Esto es lo que más amamos de la copa menstrual, ya no estarás más preocupada por manchar tu pijama, las sábanas o el colchón. Recuerda que la copa menstrual puede protegerte hasta por 12 horas. Antes de acostarte puedes vaciarla y en la mañana cuando te levantes volverlo a hacer, asegurándote que no te pases de las 12 horas.
La copa menstrual se sitúa en la entrada de la vagina, por lo que no interfiere con este método anticonceptivo. Además, el anillo se retira cuando te va a llegar tu periodo, por lo tanto, no interfiere con el uso de la copa.
La copa menstrual se sitúa en la entrada de la vagina y el DIU dentro del útero, por lo tanto, no interfiere con la copa. Sin embargo, puede que cuando vayas a retirar tu copa, hales los hilos del DIU y lo desacomodes. Te recomendamos consultar con tu médico antes de empezar a utilizar cualquier producto de higiene menstrual que pueda interferir con tu dispositivo
¡Claro que no! El lugar por donde introduces la copa (vagina) no interfiere con el orificio por donde orinamos (uretra) ni por donde hacemos popó (ano), ya que son tres canales diferentes, así que puedes orinar y hacer popó tranquila teniendo la copa puesta.
Es posible que se haya llenado completamente, por lo que recomendamos vaciarla con mucho cuidado y proceder a lavarla muy bien antes de volverla a introducir. Recuerda que la sangre acumulada por más de 12 horas se empieza a descomponer y puede generar malos olores y riesgos de infecciones.
Nuestra copa menstrual Vera viene con una bolsa de tela para guardarla en los días en que no la utilizas y con un manual de instrucciones que te guiará en todo el proceso de la primera vez con la copa. También puedes comprar la copa menstrual en nuestros kits con esterilizadores, es decir con el vasito esterilizador para microondas o con la olla para fogón.
¡Tranquila! A todas nos pasa. El primer paso es respirar y hacer pis para que tus músculos se relajen, después, intenta hacer pequeñas contracciones o un poquito de fuerza como si estuvieras pujando, lo que te permitirá alcanzar el palito localizador y así, tomar la copa de la base y sacarla de tu vagina. La copa no se perderá en tu interior, así que relájate.
Es normal que la copa cambie de color con el tiempo y el uso, pero no debes preocuparte por eso, ya que es completamente normal. Si deseas que tu copa vuelva a su color original, te recomendamos dejarla en agua oxigenada durante toda la noche y al otro día tendrás tu copa como nueva. Recuerda esterilizarla antes de ponértela nuevamente para asegurarte que no quede ningún residuo del producto. OJO: no desmanches tu copa más de dos veces al año, porque puede estropear el material y acortar su vida útil.
No, la copa mestrual no sirve como método anticonceptivo ni previene enfermedades de trasmisión sexual.
El Síndrome de Shock Tóxico es una enfermedad multifactorial causada por una bacteria en la flora vaginal, pero que es poco común. La copa menstrual sí ha sido relacionada con esta enfermedad en pocas ocasiones, por lo que es indispensable mantener una buena higiene de la misma siguiendo siempre estas indicaciones: lavarla con jabones íntimos de pH neutro por lo menos una vez al día, cambiarla máximo cada 12 horas, esterilizarla siempre el primer y último día del período, y por último, lavarse muy bien las manos y uñas cuando vayas a usarla.
¡Por supuesto que sí! Con la copa menstrual puedes practicar cualquier deporte, sea nadar, correr o hacer yoga, sintiéndote siempre cómoda. La copa no genera goteos ni mucho menos malos olores.
Todas las mujeres somos distintas, por eso para saber cada cuánto tiempo vaciar tu copa, debes aprender a conocer tu periodo y la cantidad de flujo menstrual. Al principio te recomendamos vaciarla cada 4 ó 5 horas, si ves que en ese tiempo no se ha llenado, entonces la próxima vez puedes dejarla un poco más. Recuerda que la copa puede protegerte hasta por 12 horas seguidas.
Como la copa menstrual se sitúa en el canal vaginal, es necesario extraerla para mantener relaciones sexuales con penetración.
No se recomienda compartir la copa con otra persona, ya que ésta es un elemento personal y de uso íntimo.
¡Por supuesto! Las mujeres tenemos en la entrada de la vaginal un tejido llamado himen, éste suele romperse no sólo con actividades sexuales, sino también con actividades no sexuales como correr, montar a caballo o en bici. Por lo tanto, sí puedes utilizar la copa menstrual sin miedo a “perder la virginidad”, pero también te recomendamos que visites un médico para que aprendas sobre la anatomía de tu cuerpo y sobre cómo funciona, para que puedas utilizar la copa con total tranquilidad.
No, la vagina está compuesta por músculos muy flexibles, por lo que tiene una capacidad de adaptación gigante y la copa menstrual no la va a dejar más grande.
Comparada con las toallas y los tampones, la copa menstrual tiene una mayor capacidad de recoger la sangre y los coágulos que se puedan generar, por lo que puedes usarla durante más tiempo . Sin embargo, te recomendamos que consultes con tu médico o ginecólogo antes de comprar una copa menstrual, para ver si es el método más adecuado para ti.
¡Te has incrito satisfactoriamente!